Oxenfree y los sistemas de diálogo

Cuando se habla de videojuegos con buenos diálogos se suele hablar del guion y caracterización de sus personajes pero pocas veces se presta atención a los sistemas de conversación, que tuvieron una época de regresión cuando los espacios computarizados se pusieron de moda frente a los de puro texto y quedaron estancados cuando el 3D se impuso al 2D y el presupuesto empezó a irse por lo visual dejando lo que se cuenta en segundo lugar.

Más allá de las empresas nostálgicas que intentan recuperar la gloria de esas aventuras de antaño podemos encontrar ejemplos como Firewatch (volveré a este en otro momento) o el que tenemos entre manos, Oxenfree, cuyos diálogos aportan sus propias mejoras. Paradójicamente, un juego que apela a la misma nostalgia que Stranger Things mira hacia el futuro con ganas, creando sistemas de conversación narrativos nuevos por los que hacer avanzar el medio.

En Oxenfree se opta por seguir la estela de la simplificación de las tres respuestas posibles pero se busca hacerla más natural permitiendo al jugador interactuar con el entorno a la vez que habla con los demás personajes. También le da opciones para interrumpirlos momentáneamente cuando encuentra algo interesante, permitiendo que su interlocutor prosiga con lo que estaba contando al acabar la inferencia. Esto no solo permite crear sistemas de diálogo naturales sino que resuena a la perfección con los temas del juego.

La naturalidad con la que los personajes hablan y te deja interrumpirles evoca esa amistad adolescente de los 70 llena de referencias que hemos visto tantas veces en televisión o cine. Funciona porque la mayor parte del tiempo da la impresión que estás hablando con personas más que personajes, que mantienen conversaciones casuales mientras resuelven el misterio que tienen entre manos. Y esto es importante porque existe una cierta unidad temática entre la amistad desenfadada y los fantasmas que tanto los personajes como la isla ocultan, propia del género coming-of-age.

La estética setentera y los sistemas de diálogo innovadores existen al servicio de la historia que los desarrolladores de Night School Studio quieren contar. Lo que pasa en la isla, entorno donde sucede toda la aventura, hace evolucionar a sus personajes y les da la opción de enfrentarse a sí mismos, sin dejar de lado lo que significan los acontecimientos para el mundo del juego y el misterio global.

En definitiva Oxenfree resulta interesante no solo por como innova en sus diálogos, dotándoles de mayor naturalidad, sino también por como el refinamiento de sus sistemas da soporte a los temas del juego. Facilitando que meses más tarde aún sigas pensando en Alex y compañía y la aventura que viviste en ese mundo impregnado por la nostalgia de lo que no se ha vivido.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s